Tecnología desarrollada por la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Austral de Chile con apoyo del Proyecto FIC Gobierno de Los Ríos. La investigación del proyecto permitió validar un sistema de crianza innovador del ternero macho de lechería para insertarlo en la cadena de la carne.

El nuevo sistema de crianza ha sido validado técnica y económicamente en predios comerciales es transferido al sector ganadero nacional a través de un acuerdo de licencia comercial entre la Universidad Austral de Chile y la empresa Proteínas de Agro. Uno de los resultados específicos es la creación de un alimento balanceado que cumple los requerimientos nutricionales de los terneros y que les permite alcanzar 200 kg de peso vivo a los 6 meses lo que es superior a un sistema tradicional de crianza. Los terneros lecheros, debido a su mayor desarrollo y peso a menor edad, les permite ser valorados e incorporados eficientemente al sistema de engorda, permitiendo disminuir el tiempo de crianza y acortando el ciclo productivo.

La proyección de esta investigación aplicada permite fortalecer desarrollo ganadero regional y nacional, al aportar animales criados eficientemente a la cadena de producción de carne.

Los resultados y evaluación de VITULUS® MACHOS DE LECHERÍA en el Predio de Agrícola Los Molinos de Riñihue, permitió validar varios aspectos biológicos, como: la posibilidad de realizar un destete o término de la dieta láctea a edad temprana (a los 45 días), adecuado consumo y palatabilidad del concentrado desarrollado en el proyecto, mantención de altas ganancias de peso (gráfico 1) y alcanzar los +/-200 kilos de peso vivo a los 6 meses. El mejor desarrollo y conformación de los terneros permite entregarlos a la siguiente etapa de engorda con adecuada condición y con tres meses menos de edad que con un sistema tradicional de crianza. Con ello se disminuyen los costos generales y se evita la competencia con vacas por áreas de pastoreo.

Se destaca que el sistema VITULUS® MACHOS DE LECHERÍA permite a los terneros expresar su potencial de crecimiento y alcanzar una altura a la cruz superior a una misma edad que los terneros alimentados con un sistema tradicional (gráfico 2). Esa mayor estructura corporal es el

resultado de una alimentación balanceada. Además, el margen económico del nuevo sistema de alimentación es positivo y superior a un sistema tradicional de crianza.

La mejor conformación y mayores ganacias de peso de los terneros hasta los 6 meses de edad, permiten alcanzar un mayor precio de venta y posibilidades de continuar su recría y engorda, bajo distintas alternativas de almentación a pastoreo o en confinamiento.

El nuevo sistema de crianza VITULUS® MACHOS DE LECHERÍA puede ser adoptado por productores lecheros de todos los segmentos productivos: pequeños, medianos y grandes. Actualmente, se han establecido módulos con razas Overo Colorado, Frisón Negro, Holstein y Kiwicross, lo que ha permitido validar el sistema del destete a edad temprana, comprobar un adecuado consumo y palatabilidad del suplemento balanceado, mantener altas ganancias de peso y alcanzar un desarrollo esperado.

ALIMENTO BALANCEADO VITULUS® MACHOS DE LECHERÍA DESARROLLADO POR LA UACh

Reemplaza concentrados tradicionales de iniciación y crecimiento, por un alimento balanceado único para todo el período de crianza, formulado en base a nutrientes orgánicos balanceados, minerales y vitaminas para optimizar el crecimiento y desarrollo de los terneros, y evitar el engrasamiento prematuro de los animales.

INNOVACIONES

• Menos días de consumo de dieta láctea
• Alimento balanceado único para todo el período
• Mayor ganancia de peso
• Mejor conformación y desarrollo del ternero
• Reducción período de crianza en tres meses

CARACTERÍSTICAS NUTRICIONALES

VITULUS® MACHOS DE LECHERÍA se caracteriza nutricionalmente por estar formulado y elaborado en base a nutrientes orgánicos de origen vegetal que aportan una relación energía/proteína específica.

Debido al tipo de ingredientes utilizados y a las particularidades fisiológicas de los terneros de temprana edad, manejados adecuadamente, se logra estimular el consumo temprano, altas conversiones alimenticias y con ello altas tasas de crecimiento a costos sustentables.